Fueron más que mil y una noches: tras las bambalinas de este sitio

Durante más de cuatro años estuvo rondando en mi cabeza y mi escritorio el libro de las historias mil noches y una noches o también llamado solamente las mil y una noches. Dese enero de 2010 estuve grabando y publicando las grabaciones, junto con los textos, a manera de podcast. Una noche diaria como nos cuenta la historia que hizo Schehrazada.

La idea loca empezó una vez mientras trabajaba en mi otro podcast, Lecturas de tabaquería, y reflexionaba sobre la frecuencia semanal de la publicación en ese sitio. Como una idea lleva a otras y luego a otra, llegué a la idea de leer algo diario y que ese algo podían ser las mil y una noches. Tenía la estructura perfecta para la lectura diaria, se encuentra fácilmente en muchos sitios, es de dominio público y rinde honor al contador de historias, en este caso una fantástica contadora.

Esa idea ocurrió en algún vago momento entre el final de 2009 y el comienzo de 2010. Lo que sí está claro es que la primera grabación la hice el 21 de enero de 2010.  Antes de comenzar a grabar de forma sistemática las noches estuve seleccionando la fuente de la cuál iba a leer, si era en libro o en internet, y quise hacer una tabla en excel que registrara cuándo fue grabado cada episodio, cuándo publicado, cuánto tiempo me tomó en realidad la edición y producción de cada uno, el tiempo total de grabación, producción, reproducción y varios indicadores más. Comencé juicioso con esa tarea pero luego empecé a olvida a registrar el tiempo de edición y el de la grabación original y luego decidí dejar de hacerlo. Lo mismo pasó con la fecha de grabación aunque de los archivos finales de las grabaciones podría tomar ese dato.

Por eso sé que empecé un 21 de enero. Durante la época de evaluación había decidido buscar una versión en internet que me facilitara la lectura y copiar los textos a mi blog/podcast. La lectura desde libros y no en la pantalla había mostrado ser complicada para las lecturas de tabaquería y me sentía mucho más cómodo leyendo de un sitio web o archivo PDF. Para facilitar la lectura de estos textos y del material necesario para mi maestría) había comprado en 2009 na pantalla externa a mi computador que permitiera girarla y quedar en sentido vertical. Como una hoja de libro o cuaderno. Así podía aumentar el tamaño de la letra, o el zoom sobre el material y el texto en pantalla podía ser más largo y tendría que avanzar (scroll) con menos frecuencia.

Encontrar un buen sitio web me tomó un tiempo pero finalmente hallé en wikisource el trabajo que alguien o un grupo de personas había hecho en convertir a ese formato los libros de las mil noches y una noche. Infinitas gracias a la gente que hizo ese trabajo. Sin eso me hubiera costado mucho más y tal vez no hubiera terminado como terminó. Acá el texto fuente. Ese mismo sitio desde donde tomé los textos facilitó  no solo la lectura sino copiar y pegar el texto; durante esos días de planeación decidí que mi intención sería que el oyente pudiera además leer el texto. O si alguien solo quería leerlo que tuviera la opción de hacerlo. Ese texto presentaba algunos errores de transcripción o de OCR al convertir del escáner al texto. También errores de ortografía pero creo que la mayoría es porque debieron tomar un libro de una época en que los monosílabos y otras palabras se tildaban diferente a hoy. Si no fue por eso, es asombroso cómo alguien se dedicó de manera muy consagrada a poner tildes donde no iban, creyendo que sí. A veces corregí errores pero la gran mayoría siguen en los textos publicados.

También estuve buscando quién tuviera organizada la estructura detallada de las mil y una noches pero no la encontré. Lo máximo fue cuales historias se encuentran bajo una historia principal pero no el tercer, o cuarto nivel de anidamiento (como dicen los programadores). Tampoco las noches en que terminaban en iniciaban esas historias subordinadas. Solo tenía el dato para la primera Durante ese mismo tiempo averigüé sobre el origen de la obra. Desde la secundaria sabía que era una recopilación de cuentos de muchas épocas y muchos sitios pero no sabía nada más. Así supe que la recopilación original es de alrededor del siglo XV pero que los cuentos son mucho más antiguos. Muchos son árabes pero otros tanto son de origen indio. También supe de las diversas traducciones (y traducciones sobre traducciones) y las modificaciones que sufrieron para hacerlas más atractivas al público del momento.  Así fue que llegaron a la obra las historias más famosas:  Aladino, Sindbad y Alí Babá porque esas no estaban incluidas en la recopilación original.

Digamos que ya estaba listo para grabar. Ya tenía un micrófono decente que había comprado para las Lecturas de tabaquería y tenía el software de edición. Entre la primera grabación y la publicación pasaron casi 18 meses, en parte porque estaba estudiando mi maestría en administración y el mismo semestre en que comencé a grabar tuve el ciclo de 4 meses más duro. En el segundo semestre de 2010, finalizando, retomé el proyecto. Para ese momento había grabado solo 10 episodios pero el tema seguía rondando en mi cabeza y fue durante todo ese tiempo que las ideas e investigaciones se fueron sucediendo.

El primero de enero de 2011 comencé a grabar, tal vez como un propósito de año nuevo. Para esa época programé el comienzo teniendo en cuenta en cuál época del año terminaría de publicar 1001 noches. Decidí finalizar en un mes de marzo así que debía empezar a publicar un mes de julio, según mis cuentas. Pero si quería hacer alguna campaña de expectativa debía hacerla con tiempo y decidí que iba a publicar información interesante sobre las 1001 noches en los 40 días anteriores a publicar la primera grabación.

Sabiendo que comenzaba el primero de julio me puse el objetivo de adelantar grabaciones de los 100 primeros episodios en ese tiempo entre enero y julio. Porque no podía permitirme que se interrumpiera la publicación diaria, noche por noche. No logré grabar los 100 pero sí lo hice con casi 50. Tenía entonces cerca de tres meses de adelanto para asegurar la continuidad. Pero según mis registros incompletos de fechas de grabación, para octubre del mismo año esa diferencia estaba reducida solamente a 3 días. De ahí en adelante trataba de adelantar las grabaciones pero creo que nunca logré tener los tres meses de ventaja. Hubo momentos especiales en que sabía que no podría estar disponible por cierto tiempo y las grabaciones debían quedar hechas. Uno de esos fue cuando vinimos a Suecia en 2011 pero el "colchón" apenas fue suficiente para un par de días después de llegar. Las grabaciones de los siguientes tres meses las hice en Estocolmo, lo correspondiente hasta la primera semana de febrero de 2012. Las grabaciones de las últimas 130 noches también fueron hechas en esta ciudad.

Creo que fue durante esa primera estancia en Suecia estancia que descubrí algo terrible con mi planeación. Durante mi investigación nunca supe que las mil y una noches no son mil y una. Son bastante menos. A partir de la noche 170 empiezan a faltar porque el traductor consideró que eran muy cortas y unió varias en una sola. Al notar eso me di cuenta que mi fecha estimada de finalización no había a ser marzo de 2014 sino antes. ¡Horror! Tomé mi libro (que usa la misma traducción que la que leí desde la web) y me fui noche por noche identificando las faltantes. Como si lo hubiera planeado, la nueva cuenta me mostró que iba a terminar el 31 de diciembre. Aunque también pude haber tomado la opción de no publicar nada en las noche faltantes y de esa forma terminar la fecha planeada. Me decidí por la primera opción.

El interés de finalizar en otra fecha era para poder promover el sitio y que el final no sucediera en un momento en el que la gente esté pensando en otras cosas, como navidad. Justamente eso fue lo que pasó pero de todas formas no hice la promoción ni la convocatoria que hubiera querido. Me rajé en esa tarea de mercadeo.

En dos o tres ocasiones las noches no se publicaron cuando debían, lo reconozco. Empecé con mucha ventaja pero hubo momentos en que olvidaba que en determinado fecha se acababan las publicaciones programadas o porque no había tenido el tiempo suficiente de grabar una o dos noches. En general las fechas sí se cumplieron y la programación de la última noche, publicada en 31 de diciembre de 2013, la hice hacia el 7 del mismo mes.

A medida que pasaban las noches me daba cuenta que era difícil ubicar las iniciales en el sitio web y que eso sería aún peor entre más avanzado estuviera el proyecto. Decidí entonces crear el mini sitio de las historias completas. Así una persona podía buscar una historia específica y oírla toda de una vez. Cada historia completa consta de la unión de los archivo originales de las noches involucradas y la sección correspondiente de la noche final e inicial. Para ese proyecto no tenía fechas específicas de publicación y lo hice por oleadas, no las iba publicando a medida que terminaran. Esa publicación fue la que terminó el 27 de marzo de 2014, un día antes de la fecha en que inicialmente pensé iba a terminar cuando creía que las noches eran 1001. Organizar estas historias me permito completar la estructura de historias principales y subordinadas que no había encontrado en ningún otro lugar. Si solo hubiera que destacar un aporte de este proyecto sería ese: organizar todas las historias completas y tener muy clara su estructura.

Cuando empezaba el proyecto de Lecturas de tabaquería pensaba que habría valido la pena todo el esfuerzo si algún profesor en un pueblo remoto, digamos del departamento de Putumayo en Colombia, usaba la conexión a internet de Telecom para oir las historias con sus pupilos. Y me escribía para contarme. Eso mismo podríamos decir de 1001 noches aunque nunca recibí un mensaje contándome historias de este estilo. Pero sí recibí varios comentarios halagadores y de agradecimiento. Esos también hicieron que valiera la pena. Y el sitio donde alojo las grabaciones me muestra cuántas veces ha sido descargada cada uno y a veces aparecen números inimaginables para mí. Lo malo es que no se quién, por qué o desde dónde descarga mis lecturas.

Hablando de esfuerzos y resultados: la suma de la duración de todos las noches, con sus cortinillas musicales, es de 143 horas, 3 minutos, 39 segundos. Aunque no tengo datos del tiempo empleado en producir todo este trabajo, puedo estimar que fueron entre 400 y 500 horas, incluido el tiempo en organizar las historias completas. Esas horas involucraron búsqueda, grabación, edición, oír el episodio completo finalizado, regrabar uno que otro, subir a internet, crear el post con el texto de cada noche, vincular archivo y post y algunas otras tareas más.

Entre la noche 377 y 378 se puede notar un cambio en la calidad del sonido. Desde años atrás tenía la idea de comprar una consola de grabación pero no tenía ni idea del tema (aún no la tengo). Pero encontré una mini consola preciosa, barata que compré por internet y llegó a la casa de un amigo que vive en EEUU. Cuando él fue a Colombia la llevó y yo empecé a jugar y se nota una diferencia en calidad. Otro momento de cambio fue cuando volví a Suecia y dejé en Bogotá el "pop filter", esa malla que se pone delante del micrófono para que las consonantes explosivas no se noten tanto y desagraden en la grabación. Las lecturas que hice a finales de agosto y en septiembre y octubre de 2013 tienen ese defecto. También se pueden notar cambios cuando tenía gripa, cuando llevaba tiempo sin leer en voz alta y la voz estaba desacostumbrada, cuando hacía jornadas largas y la voz se notaba cansada. Me gustaría volver a grabar la primeras 377 noches de nuevo con el mejor sistema de sonido pero eso implicaría 56 horas de grabación (eso es lo que duran esas actualmente) y alrededor de 150 horas de trabajo. Algún día lo haré.

Quise tener un sitio web con todo lo último en diseño y que fuera muy fácil encontrar las grabaciones, sin importar que fueran nuevas o muy viejas. Estaba dispuesto a gastarme parte de mi sueldo en eso. Pero antes de empezar las publicaciones dejé mi trabajo de ese momento y junto con las deudas que tenía por mi maestría vi que el dinero iría a otros propósitos más vitales. Porque si iba a contactar a alguien no iba a ser solo un favor. Necesitaba a alguien responsable que diera mantenimiento y se esforzara más allá de un simple favor. Encontré la plantilla que tuvo el sitio durante mucho tiempo y lo monté sobre blogger, la plataforma de blogs de  Google, porque me permitía incluir los audios y que funcionara como podcast, no solo para oírlo por solicitud, "on demand", en internet. Y porque podía usar mi propio dominio, todo esto sin pagar nada adicional.

Fueron en total 916 episodios, incluida la historia inicial del rey Schariar en un archivo distinto a la noche 001.  La noche más larga es la 32, dura casi 1H 20 min. La más corta es la 159 que dura solamente 2min 59 seg. Las primeras 50 noches son más largas que el resto, a partir de allí se mantienen entre 6 y 8 minutos. Luego de la historia de Aladino, a partir de la noche 774 sube de nuevo a más de 10 minutos. Todo esto hace que el promedio de cada noche sea 9 min 23 seg.

En las historias completas: son 77 historias principales más la conclusión pero incluidas las historias subsidiarias son 224. La más larga es la Historia del rey Omar al - Neman y de sus dos hijos Scharkan y Daul'makan, dura 4H 54' 18". Le sigue la Historia del jorobado con el sastre, el corredor nazareno, el intendente y el médico judío; lo que de ello resultó, y sus aventuras sucesivamente referidas con 4H 53' 54" (cada una publicada en cinco partes). La más corta es Palabras de la tercera joven que hace parte de la Historia de la muerte del rey Omar Al Nemán con solo 40 segundos. De las 224 historias el promedio es de 50 minutos por historia.

Para el futuro: Pronto haré la lista de las historias que más me gustan y le dedicaré una página en http://www.1001noches.co/ Por ahora puedo decir que ninguna de las más famosas, las que fueron añadidas después, son de mis favoritas.

Algún día retiraré las grabaciones del aire y empezaré de nuevo a publicarlas noche a noche. Para ese momento espero haber grabado de nuevo esas primeras 377 noches.

Uno de los comentarios que recibí me decía que debía publicar en youtube las grabaciones para mayor audiencia. Podría ensayar pero no sé qué tan práctico sea, especialmente con las grabaciones muy largas.

Y leeré otro u otros libros. En ciernes está un proyecto sobre Cortázar con una tuitera de Medellín pero antes que eso creo que leeré mi libro favorito: La historia interminable. De él ya están los dos capítulos preferidos en Lecturas de tabaquería. Estos dos: Goab, el desierto de colores y Graógraman, la muerte multicolor. Pero como las primeras noches, estos los grabaré de nuevo también.

"En este momento de su narración, Schehrazada vio aparecer la mañana y se calló discretamente"


posted under | 6 Comments

6 comentarios:

Violeta dijo...

E N C A N T A D A . . .

Anónimo dijo...

Un placer encontrar este sitio.

Anónimo dijo...

Acabo de encontrar el sitio. Un gran trabajo.
Tengo una duda: no sé dónde encontrar el cuento en el que se basa Borges para Historia de los dos que soñaron.
Un saludo
Paz

Mauricio Duque Arrubla dijo...

Hola Paz, creo que te acabo de responder también por FB. Para los que no ven esa respuesta, va de nuevo: en este momento no sé cómo responder y no he leído el cuento de Borges (o no lo recuerdo, posiblemente lo haya leído) y no tengo cómo tratar de asociar con alguna historia de las 1001 noches. Además, y esto es nuevo en la respuesta, leí las 1001 noches hace algunos años y ya hay muchos recuerdos que se confuden-

Si logras responder la duda te pido por meavor que me cuentes Yo buscaré el cuento para leerlo. O trataré de encontrar algo que pueda ser útil.

Un saludo

Mauricio

Jakson Velasquez Muñoz dijo...

Este sitio es muy bueno, deberias publicarlas en Youtube noche por noche, ya que las historias completas son muy largas, sino esperaré a que mueras para hacerlo pues todo el mundo debe conocer vuestro trabajo, en Youtube podrias recibir ingresos por cada mil escuchas de cada noche. Definitivamente que Ala te llene de bendiciones y colme hasta el más profundo de vuestros deseos. (En youtube solo colocas una imagen y el audio y ya, se puede hacer facilmente en el programa Picasa o Windows Movie maker)

Alfredo Robles dijo...

Extraordinario trabajo, que Dios te llene de bendiciones, gracias

Página Principal
Con tecnología de Blogger.

Acerca de mí

Mi blog 'principal' es En Medio del Ruido aunque el más querido es el de los cuentos de mi mamá (el más maltratado también)

Followers